Jesus “Jesse” Turner – Primera Voz y Acordeon

Jesse

Jesús “Jesse” Turner llegó a este mundo, como el mismo llama, ‘por un milagro de Dios’, cuando su Señor Padre se enteró que su Mamá estaba embarazada con él, decidió llamarlo Jesús, porque solo por la acción milagrosa de Cristo es que su llegada era posible.

Nació y creció en el seno de una familia humilde, pero que era rica por el amor de Familia y, a pesar de que su Padre falleció cuando el contaba apenas con 7 años, uno de sus recuerdos más preciados es cuando su papá cortaba ramas con su navaja y le hacía baquetas para que tocara en botes de manteca. Esos botes de lata se convirtieron en su batería, su pila…hasta que llegó el día en que le compraron una de verdad.

“Mi Madre es mi mundo….mi razón para vivir, para luchar todos los días, y mi principal motivo para ser lo que hoy soy”, se expresa con amplio orgullo Jesse de su Señora Madre, quien, originaria de Cerritos, en el estado Mexicano de San Luis Potosí, siempre trabajó arduamente para darles con lo poco que contaban.

Una de las mayores ilusiones de Jesse es llegar algún día a presentarse en San Luis Potosí y que su Madre esté presente, ya que, por su devoción a su religión cristiana, únicamente lo ha visto en un escenario en tres ocasiones en su vida.

A los 15 años encontró a su primer amor, y su primera inspiración para plasmar en canciones los sentimientos que ella le inspiraba; la vida lo llevó a sentir el más grande amor, pero luego, el mayor dolor al perderla después de 4 años.

El cúmulo de vivencias que a pesar de su juventud le tocó vivir, lo llevo a escribir canciones y a los 20 años de manera profesional da rienda suelta a ese talento; temas como “Trate De Olvidarte”, “Mejor Dímelo”, “Que No Me Busque”, “Estúpida”, “Ya No Me Importa”, “Mamá”, “Yo Quisiera Detenerte”, “Auxilio”, entre otras, son canciones que le han ayudado a Jesse a vivir y a reflejar tanto sus experiencias, como la de sus amigos.

Jesse Turner decidió darle forma a su pasión por la música, y en el año 2000 forma Siggno; agrupación conformada por amigos de la iglesia, quienes únicamente querían pasar tiempo de calidad componiendo música para ellos mismos, cuando, de manera repentina, empezaron a ser invitados a tocar en eventos familiares y esto representó una epifanía sobre lo que querían hacer en su vida: dedicarse a hacer música.

Fue así como el sueño de Jesús “Jesse” Turner cobró forma y se convirtió en lo que hoy es uno de los grupos más originales en el espectro de la música texana y norteña, cuya música e imagen original les ha permitido llegar y ganarse un lugar en el corazón y gusto del público de la Unión Americana y México.